Llegada a unos Alpes decisivos

14 septiembre 2020 13:52:34 CET

Tres etapas consecutivas de alta montaña a partir de mañana dejarán el Tour visto para sentencia con la única duda de qué ocurrirá en la contrarreloj del sábado.

Tras el día de hoy de descanso, el Tour de Francia llega al terreno de los Alpes, en donde se correrán las tres próximas etapas, todas ellas con mucho montaña, en las que se decidirá prácticamente la clasificación general de la carrera.

Para comenzar, el martes los ciclistas afrontarán 164 kilómetros con cinco puertos y la penúltima llegada en alto de la edición. Por el camino se pasarán las subidas de segunda categoría del Col de Porte y el Cote de Revel, previos a la gran subida del día, un Montée de Saint-Nizier-du-Moucherotte de primera categoría, con una empinación que se prolonga durante 11 kilómetros a una media del 6,5 %, antes de finalizar la ascensión final de tercera categoría.

El día fuerte podría ser el miércoles, una jornada en la que se pasan dos puertos únicamente, pero ambos muy tendidos y de categoría especial. Primero el Col de la Madeleine, de 17.1 km al 8.4 % y después, para finalizar el día, el Col de la Loze de 21.5 km al 7.8 %. Un día para que los grandes escaladores se dejen todas sus fuerzas intentando hacer las diferencias que necesitan para alcanzar la meta fijada.

Por último, el jueves la carrera abandonará los Alpes con una etapa de montaña en la que se superarán cinco puertos, pero que finaliza en bajada. Entre medias, una subida de tercera, una de segunda, dos de primera y una de categoría especial permitirán hacer emboscadas a aquellos que lo necesiten y prueben suerte al saltar del pelotón.