Pulso esloveno para la última semana

14 septiembre 2020 12:22:04 CET

Mientras el desfallecimiento de Bernal y Quintana merma las opciones colombianas, Rogic y Pogacar se afianzan como los grandes candidatos a conquistar el Tour.

En el primer final en alto de la presente edición del Tour de Francia, Primoz Roglic y Tadej Pogacar ya dieron un pequeño golpe sobre la mesa al cruzar la meta de Orcières-Merlette en la primera y la segunda posición, pero tres días después Pogacar (junto a Mikel Landa y Richie Porte) cedió casi un minuto y medio respecto al resto de favoritos a causa de los abanicos producidos por el viento.

Entonces el joven esloveno empezó a aprovechar todas las ocasiones para empezar a recortar distancias de nuevo, al superar al día siguiente al resto de grandes nombres en Loudenvielle y ganar la siguiente etapa en Laruns, por delante de Roglic, Landa, Egan Bernal y el sorprendente Marc Hirschi.

Con la reanudación de la montaña en la segunda semana, el bloque colombiano dio un paso adelante gracias a la victoria de Daniel Felipe Martínez y con la presencia de Bernal, Rigoberto Urán, Nairo Quintana y Miguel Ángel López en el Top 6 encabezado ya por Roglic y Pogacar; pero la primera gran etapa de montaña ha inclinado de nuevo la balanza a favor del dúo esloveno.

Pogacar volvió a ganar a Roglic en el sprint de la meta ubicada en lo alto del Grand Colombier para situarse a 40 segundos del liderato, mientras Quintana y, sobre todo, Bernal quedaron definitivamente descartados de la lucha por el maillot amarillo. Urán y López sí aguantaron el ritmo de los eslovenos para acabar cediendo unos pocos segundos, pero el más de minuto y medio que los separa de Roglic parece un margen demasiado grande como para amenazar al líder.

Con tres etapas de alta montaña alpina y una cronoescalada todavía por delante, la principal incógnita ahora es saber cuál de los dos eslovenos subirá a lo más alto del podio en París.