Sagan tiene una cuenta pendiente con el Giro

06 mayo 2021 12:18:38 CET

El eslovaco se vio superado por Démare en la clasificación por puntos de la pasada edición y ahora regresa a la carrera italiana para sumar un éxito a su abultado palmarés.

Peter Sagan debutó el año pasado en el Giro de Italia con el objetivo de conquistar la clasificación por puntos, tal y como había hecho en cada una de las siete ediciones del Tour de Francia que había finalizado hasta entonces. Aunque llegó a vestir la maglia ciclamino en dos jornadas durante la primera semana y ganó la décima etapa, el veterano ciclista eslovaco concluyó el Giro en la segunda posición de la clasificación por puntos, superado por un Arnaud Démare vencedor de cuatro etapas al sprint.

Ahora Sagan regresa a la carrera italiana con el claro objetivo de subirse al podio de Milán vestido con la maglia ciclamino, tras haber completado una satisfactoria puesta a punto durante los meses iniciales de la temporada. Primero se mantuvo discreto en la Tirreno-Adriático y luego acabó cuarto en el sprint de la Milán-San Remo; para después ganar una etapa tanto en la Volta a Catalunya como en el Tour de Romandía, con la participación en el Tour de Flandes entre medias.

A su favor cuenta con el hecho de que ningún rival parezca estar a su altura actualmente. Su principal amenaza podría estar representada por otro veterano como el italiano Giacomo Nizzolo, campeón de la clasificación por puntos del Giro en 2015 y 2016, aunque su único triunfo de esta temporada ha sido el de la Clásica de Almería a mediados de febrero.

Otros sprinters como el colombiano Fernando Gaviria, el italiano Elia Viviani, el holandés Dylan Groenewegen o el australiano Caleb Ewan tampoco se han mostrado demasiado dominantes este año. En cuanto a sus rivales con un perfil más clasicómano, destacan el belga Tim Merlier (ganador de tres clásicas en su país este año) y el neozelandés Patrick Bevin (muy regular tanto en la Vuelta al País Vasco como en el Tour de Romandía).