Landa se ve por "el camino correcto" hacia el Giro

17 marzo 2021 09:59:17 CET

Su tercer puesto de la general en una Tirreno-Adriático de enorme nivel supone un importante aval en el proceso de preparación hacia su gran objetivo del año.

La constancia durante las siete etapas de la carrera, especialmente en la cuarta y la quinta que acabaron marcando las principales diferencias de la clasificación general, es lo que ha permitido a Mikel Landa terminar subido al podio de la Tirreno-Adriático en una edición destacada por su altísimo nivel. Por delante del vitoriano, tan solo dos portentos como Tadej Pogacar y Wout van Aert. Por detrás, figuras como Egan Bernal, Vincenzo Nibali, Simon Yates, Joao Almeida, Romain Bardet, Marc Soler o Nairo Quintana.

"Estoy muy feliz", reconocía Landa tras completar la contrarreloj final en la que logró mantener el tercer puesto respecto a Bernal. "Al inicio de la carrera vimos quiénes eran nuestros competidores. Había diez o 15 corredores que están entre los mejores del mundo. Terminar en el podio es una buena señal, estoy en el camino correcto para el Giro".

Landa inició su temporada con un sexto puesto en el Trofeo Laigueglia que ganó Bauke Mollema y luego firmó el tercer puesto en el GP Industria & Artigianato donde se impuso Mauri Vansevenant, pero la Tirreno-Adriático ha sido su primera carrera por etapas, a menos de dos meses para que comience el Giro.

La carrera de los dos mares también ha servido para confirmar el gran estado de forma de Pogacar (ganador también de la única etapa de alta montaña), de Van Aert (vencedor al esprint de la etapa inicial y de la crono final), de Mathieu van der Poel (ganador de otras dos etapas y segundo en la que acabó con victoria de Julian Alaphilippe).