Llega la tranquilidad hasta Arrate

08 abril 2021 08:26:35 CET

La Vuelta al País Vasco afronta hoy y mañana como días de tranquilidad en la pelea por la general antes de la última gran etapa con la subida a Arrate final.

Tras tres días de suma intensidad y pelea, la Vuelta al País Vasco se tomará dos jornadas de tranquilidad en la lucha por la clasificación general. Después del espectáculo esloveno vivido ayer, hoy y mañana son días más relajados con llegadas preparadas al esprint y sin pasar puertos complicados.

Sin embargo, nadie puede obviar que todo esto no sirve más que para cargar pilas de cara a esa última jornada del sábado en la que se disputará de verdad el título de campeón en una edición donde parece que Primoz Roglic y Tadej Pogacar parte como los máximos favoritos para acabar triunfando.

El vencedor de las dos últimas vueltas a España sigue de líder pese a su derrota de ayer y con 20 segundos de ventaja, espera no tener que lamentarse más adelante. Por su parte, el vencedor del Tour de Francia ya nos tiene acostumbrados a grandes remontadas y el desafío de la subida a Arrate del sábado podría ser suficiente como para desarbolar otra vez al Jumbo-Visma.

Por detrás suyo tenemos a Brandon McNulty, a 30 segundos, y después ya vienen otros candidatos al podio como son Adam Yates (39’’), Alejandro Valverde (50’’), Jonas Vindegaard (54’’) o Mikel Landa, que está de Roglic a un minuto y del podio a 30 segundos exactos.

A partir de aquí, dos jornadas de relativo descanso, en las que los ciclistas andarán 189 y 160 kilómetros, para después afrontar ese último día de competición con una sexta etapa repleta de puertos de alta montaña, se le cuentan siete, y por lo tanto, dando muchas posibilidades tanto de organizar escabechinas lejanas, como de un ataque que deje seco al propio Roglic.