Froome no se achanta por la edad

23 febrero 2021 14:05:23 CET

El británico de 35 años considera a Brady como una inspiración para seguir aspirando al tan deseado quinto Tour.

Cuando Chris Froome conquistó su cuarto Tour de Francia en 2017 y ni dos meses después se proclamó campeón de la Vuelta a España por segunda vez, todo indicaba que al año siguiente igualaría el récord de cinco títulos de la ronda gala ostentado por Jacques Anquetil, Bernard Hinault, Eddy Merckx y Miguel Indurain. Sin embargo, una acumulación de diversos factores (sanciones, lesiones, auge de nuevas generaciones, cambio de equipo) se han interpuesto en su camino y el próximo verano, con 36 años en sus piernas, luchará una vez más por ganar su quinto Tour.

El hecho de que Egan Bernal ganara el Tour de 2019 con 22 años y que el pasado septiembre Tadej Pogacar vistiera el maillot amarillo sobre el podio de Paris la víspera de cumplir los 22 no desmoraliza al británico, quien esta temporada competirá por primera vez al frente del Israel Start-Up Nation tras una década como integrante del Sky/Ineos.

"Va a suponer una enorme exigencia, pero con cuatro títulos estoy muy cerca de lograr el quinto. No hay nada que me retenga, así que estoy deseando darlo todo y ganar el quinto. En gran parte se trata de algo mental por encima de la materia y espero que el cuerpo me acompañe", ha declarado Froome en una reciente entrevista para The Guardian, en la que destaca otros ejemplos recientes de logros deportivos a cargo de grandes veteranos.

"No paramos de ver ejemplos en el mundo del deporte, con la impresionante historia de Tom Brady como la más reciente", apunta el ciclista británico en referencia a la séptima Super Bowl conquistada este mes por el quarterback de 43 años, precisamente en su primera temporada con un nuevo equipo tras toda una trayectoria profesional en los New England Patriots.