Pasado, presente y futuro se examinan en el Camp Nou

16 febrero 2021 08:50:48 CET

Cuatro años después del histórico 6-1, el Barça y el PSG vuelven a cruzarse en un duelo donde ambas potencias deberán demostrar su valía actual y a lo que realmente pueden aspirar.

El Barcelona y el Paris Saint-Germain se han cruzado varias veces en la Champions League durante los últimos años y los blaugranas siempre han salido mejor parados. Eliminaron a su rival por la regla del gol de visitante en los cuartos de final de 2013, lo superaron en la fase de grupos en 2014 y unos meses después lo volvieron a eliminar en cuartos, mientras que en los octavos de 2017 sucedió lo impensable: tras perder por 4-0 en el Parc des Princes, el Barça remontó en casa con un 6-1 para la historia.

Este martes se verán las caras por primera vez desde aquel partido, pero ahora el club catalán no atraviesa su mejor momento y el PSG es el actual subcampeón de la Champions. La batalla por LaLiga está francamente complicada para los de Ronald Koeman, quienes también tienen pie y medio fuera de la Copa del Rey, por lo que la Champions cobra una importancia todavía mayor si cabe, sobre todo contando con que para Leo Messi podría ser la última oportunidad de alzar con el Barça un trofeo que no gana desde hace casi seis años.

Para el PSG, este es el partido en el que tiene que demostrar su condición de serio candidato al título y acabar con la maldición de años anteriores. Neymar se perderá el duelo por lesión, al igual que Ángel Di María (y Juan Bernat), pero el tridente formado por Kylian Mbappé, Mauro Icardi y Pablo Sarabia sigue suponiendo una gran amenaza por parte de un equipo que ha ganado ocho de sus nueve últimos partidos con Mauricio Pochettino en el banquillo.

Messi ya avisó el sábado con su doblete ante el Alavés y, pese a las dudas, el Barça ha ganado siete de sus ocho últimos partidos (dos de ellos, en la prórroga), ahora con la presencia de Gerard Piqué u Óscar Mingueza en el once titular como principal incógnita.