Sin contemplaciones para el Villarreal

18 marzo 2021 12:18:50 CET

Tras su triunfo por 0-2 en la ida, hoy intentará clasificarse para cuartos de final de la Europa League de una manera cómoda ante un Dinamo de Kiev que llegará a La Cerámica a la desesperada.

Con la tranquilidad que siempre da el haber ganado fuera de casa de manera sobrada, en su caso por 0-2, el Villarreal afronta con un gran optimismo el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Europa League contra el Dinamo de Kiev en La Cerámica. Esta noche ha de ser una noche mágica, especial, en la que creer que el equipo amarillo puede pelear por el título de campeón en una competición que se les da especialmente bien a los equipos españoles.

Los amarillos tienen la misión de anotar el primer gol y sobre todo controlar el partido. Un tanto alejaría cualquier opción de los ucranianos de remontar, evitaría cualquier posibilidad de irse a la prórroga y a la vez supondría un subidón más de fuerza para los de Unai Emery.

Aunque, sin duda, la gran aspiración para estar en cuartos de final pasa por no cometer errores atrás y a ser posible no encajar. Los castellonenses han dejado su puerta a cero en cinco de los nueve encuentros disputados en esta Europa League, además de que en sus últimos tres duelos jugados en la competición como local solo han recibido un tanto, contra el RB Salzburgo al que respondieron muy pronto.

Pero el Dinamo está en esa encrucijada que parece que no tiene nada que perder. Ya ha cumplido más que de sombra con su papel europeo esta temporada y tras el 0-2 de la ida, solo una locura de encuentro y un acierto casi máximo en ataque le valdría para avanzar otra ronda en la Europa League. Sus posibilidades pasan por un 0-2 que fuerce la prórroga o si no ya por cualquier victoria por dos tantos de diferencia superior a esa, es decir, un 1-3, un 2-4, etc.