Ahora toca ganar en Tiflis

28 marzo 2021 10:00:23 CET

Los de Luis Enrique deberán enmendar contra Georgia los errores cometidos durante el empate contra Grecia para evitar mayores complicaciones.

Tras conocerse la identidad de los rivales de España en la fase clasificatoria de la Copa del Mundo 2022, la teoría señalaba que la principal amenaza de cara a luchar por el liderato del Grupo B estaría en los dos duelos contra Suecia. Sin embargo, Grecia dio la campanada el jueves al empatar a uno en Los Cármenes, lo que ahora obliga a los de Luis Enrique a evitar futuros tropiezos nada más empezar.

El reto de este domingo no debería suponer problemas, teniendo en cuenta que el rival a batir es una selección que nunca ha llegado a disputar ningún Mundial ni ninguna Eurocopa. Precisamente en noviembre se quedó sin su billete a la Euro 2020, al perder por 0-1 la final de la repesca contra Macedonia del Norte, y esta semana también inició la fase clasificatoria mundialista con una derrota por 1-0 contra Suecia.

Está por ver los cambios que realizará Luis Enrique respecto al duelo del jueves ante Grecia. Veteranos como David de Gea, Jordi Alba o Sergio Busquets no jugaron ni un solo minuto, mientras que Thiago Alcántara saltó al terreno de juego en el 72 y esta vez podría ocupar el puesto en el centro del campo que ocupó Rodri de principio a fin.

En las filas georgianas no hay grandes nombres ni apenas jugadores pertenecientes a las principales ligas europeas, con el extremo Khvicha Kvaratskhelia, joven estrella del Rubin Kazan, como figura más destacada. Además, el seleccionador Willy Sagnol podría aprovechar el conocimiento del fútbol español que poseen Otar Kakabadze, lateral del Tenerife, y Giorgi Aburjania, mediocentro del Cartagena.