Luis Enrique pone freno a la euforia

09 septiembre 2021 08:35:17 CET

España ganó 0-2 en Kosovo y vio cómo Grecia vencía a Suecia para permitir a la Roja depender de sí misma otra vez, aunque el asturiano quiso calmar los ánimos y hacer ver que el camino todavía será duro.

La noche de ayer fue casi la perfecta para una selección española que logró lo que fue a buscar a Kosovo, depender de sí misma a partir de ahora. Los de Luis Enrique hicieron su trabajo contra su rival de anoche, con una victoria durísima y muy sufrida por 0-2, mientras que Grecia vencía a Suecia por 2-1 para así asegurar la distancia necesaria a la Roja como para todavía tener en su mano la posibilidad de acabar primera del Grupo B.

El encuentro fue muy duro y a pesar de que España se adelantara en la primera mitad, las continuas ocasiones de los futbolistas locales durante todo el encuentro dieron más de un susto a los nuestros. De hecho, Luis Enrique catalogó al partido de “un parto con complicaciones” posteriormente en la rueda de prensa. Todo hasta la aparición final de Ferrán Torres para poner el 0-2 y dejarlo visto para sentencia.

Aunque, el mayor trabajo de Luis Enrique en sus declaraciones posteriores tuvo que ver con la nueva situación que se le ha quedado a una Roja que depende de sí misma. Y ahí el asturiano quiso rebajar los ánimos y hacer ver que todavía no se ha conseguido nada: “que dependa de nosotros no significa que lo vayamos a conseguir” o “no es que le tengamos tomada la medida” en referencia a Suecia y ese último duelo directo de España contra los escandinavos en esta fase previa de clasificación.

Con todo, el Grupo B queda liderado por España con 13 puntos, seguido por Suecia con nueve, pero dos partidos menos, y Grecia con seis, y también dos duelos menos disputados. Por ello, la Roja estará obligada prácticamente a ganar a escandinavos y helenos en sus dos próximos encuentros, una suma que le daría sí o sí la primera posición.

Noticias de Fútbol