Más que una victoria

04 marzo 2021 08:28:29 CET

Koeman considera que la sufrida remontada del Barça para acceder a la final de la Copa supone "un momento, un partido y un resultado muy importante" para el club y para él mismo.

La vuelta de semifinales de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Sevilla tuvo todos los ingredientes de una cita para el recuerdo. Feliz para los blaugranas, desoladora para los nervionenses. El conjunto catalán logró remontar con un temprano gol de Ousmane Dembélé, un penalti parado por Marc-André ter Stegen en el minuto 73 y un gol de Gerard Piqué en el 94 para forzar la prórroga en la que Martin Braithwaite puso el 3-0 definitivo cuando el Sevilla contaba ya con un jugador menos por la expulsión de Fernando Reges, a la que luego siguió la de Luuk de Jong.

La exultante celebración del Barça sobre el terreno de juego mostró la importancia de la remontada en una temporada que está siendo muy complicada para el club en muchos sentidos y Ronald Koeman así lo señaló durante su rueda de prensa posterior al encuentro.

"Estoy orgulloso. Es un momento, un partido y un resultado muy importante para el club y también para mí", señaló el entrenador holandés, consciente del crédito que le supone para certificar su continuidad y avalar su trabajo. "Es un paso para ganar un título importante, con un 2-0 en contra tuvimos que hacer un partido muy completo y como entrenador no puedo pedir más", apuntó un Koeman que considera a su equipo merecedor de la clasificación.

"El equipo está creciendo. Hay algo por delante que puede ser muy bonito", comenta Koeman, a quien le preguntaron sobre si lo sucedido este miércoles genera esperanzas para hacer lo mismo en la Champions League contra el Paris Saint-Germain. "Un 2-0 no es fácil de remontar y un 1-4 es todavía otra cosa, pero como en cualquier otro partido, lo empezamos para ganar y durante el partido veremos si hay oportunidades de pasar y si no, hay que aceptarlo y seguir".