A conformarse con el bronce

07 agosto 2021 14:17:29 CET

La selección española de waterpolo se enfrenta a Hungría tras caer en las semifinales contra Serbia, por lo que podría lograr su primera medalla olímpica desde Atlanta 1996.

El medallero español podría aumentar si la selección de waterpolo gana a Hungría en el partido que decidirá el tercer puesto de los Juegos Olímpicos 2020, donde el combinado nacional dirigido por David Martín llega como favorito tras firmar una gran participación. Sin embargo, la derrota contra Serbia en semifinales nos ha dejado sin una final muy esperada, sobre todo después de haber ganado todos los encuentros de la liguilla de grupos.

La selección española ya superó a los serbios en la primera fase, algo que le sirvió para clasificarse como primera de grupo y dejarse un camino bastante asequible para la final. Eso sí, el cansancio acumulado les ha pasado factura a nuestros jugadores, que pueden hacerse con un bronce que supondría la tercera medalla en la historia de esta competición.

España logró la medalla de plata en Barcelona 1992 y el oro en Atlanta 1996, pero desde entonces no ha podido terminar entre los tres mejores. En cambio, Hungría tuvo una época dorada hace dos décadas, con tres oros consecutivos en Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008. Desde entonces no ha conseguido subirse al podio, por lo que hará todo lo posible para conseguirlo.

De hecho, los húngaros pueden dar la sorpresa, aunque España tenga más opciones de llevarse la victoria. Se clasificaron como terceros en la liguilla de grupos, pero superaron a Croacia con solvencia y contra todo pronóstico en los cuartos de final.

Por lo tanto, España no puede bajar la guardia en ningún momento, para llevar el control del partido y mantenerse por delante en el marcador. A partir de ahí, el objetivo es forzar a que Hungría arriesgue, para aprovechar errores defensivos y ampliar la ventaja.

Noticias de Juegos Olímpicos 2020