El K4 500, lanzado a por la medalla

06 agosto 2021 08:33:02 CET

Los cuatro integrantes de la navegación española, con Saúl Craviotto al frente, sueñan con un nuevo metal para España en una disciplina en la que son los favoritos.

Por experiencia, nombres y estado de forma, el K4 500 metros del piragüismo español va lanzado a por la medalla. Ya ha pasado las rondas previas y está en semifinales, de momento sin encontrar embarcación alguna que pueda pelearles el oro, precisamente su gran objetivo para estos Juegos Olímpicos 2020.

El tripulante principal del navío es el abanderado español Saúl Craviotto, que a sus 36 años busca la que sería su quinta medalla en unos Juegos. Junto a él, Marcus Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade intentarán demostrar que lo visto hasta ahora no era un sueño y las medallas, sean del color que sean, están cerca suya.

A partir de ahí, está noche pelearán primero por meterse en una final que se podría decir que sí que tienen asegurada, para después pugnar en su última carrera por estar en el podio de Tokio demostrando que esta era la buena embarcación masculina de estos Juegos, en los que todavía no han tocado metal alguno el equipo de hombres.

Entre sus máximos rivales está el K4 de Alemania, de mucha experiencia y con buenos palistas también, y puede que se destape a lo largo de la semifinal o la propia final algún que otro equipo que fuera de tapado. No obstante, que el oro no vaya a parar a las manos de los españoles o de los germanos parece casi imposible llegados a un punto en el que la medalla está casi asegurada y los cuatro piragüistas nacionales no se conformarán con poco debido a su gran trabajo realizado para llegar con esas opciones de Tokio.

Noticias de Juegos Olímpicos 2020