Pocas opciones para ampliar el medallero

29 julio 2021 17:35:18 CET

El nadador Nicolás García disputará de manera inesperada la final del 200 espalda durante una jornada en la que el piragüista David Llorente y el atleta Carlos Mayo apurarán sus opciones de éxito.

Por segundo día consecutivo, la delegación española de los Juegos Olímpicos 2020 no ha logrado sumar ninguna medalla a las obtenidas durante las jornadas anteriores en taekwondo (plata de Adriana Cerezo en peso mosca), ciclismo de montaña (bronce de David Valero) y piragüismo (plata de Maialen Chourraut en el eslalon con kayak). Este viernes se disputarán dos finales con representación española, con la posibilidad de una tercera, pero las expectativas para obtener una nueva medalla son limitadas.

Nicolás García ha dado la sorpresa en las semifinales de los 200 metros espalda al firmar el quinto mejor tiempo y meterse en la final. A los 19 años y en sus primeros Juegos, García ha batido su récord personal con una marca de 1:56.35, aunque todavía tendría que rebajar otro segundo como mínimo para poder subir este viernes a un podio que probablemente se repartirán el ruso Evgeny Rylov, el estadounidense Ryan Murphy y el británico Luke Greenbank, respectivos oro, plata y bronce del pasado Campeonato del Mundo.

La otra final del viernes que contará seguro con un representante español será la de la categoría masculina de los 10.000 metros con el aragonés Carlos Mayo, aunque acude a Tokio situado en el puesto 48 del ranking mundial. Viene de firmar su mejor marca personal, (27:25.00, el tercer mejor tiempo obtenido por un atleta español), pero hay al menos cuatro participantes que ya han bajado de los 27 minutos esta temporada y sin contar con el ugandés Joshua Cheptegei, quien el pasado octubre batió el récord del mundo (26:11.00).

Si Chourraut logró una nueva medalla en el eslalon femenino con kayak, David Llorente luchará por hacer lo mismo en la prueba masculina. Antes el segoviano deberá solventar con éxito la semifinal, a la que accedió mediante la repesca tras sufrir una penalización de 50 segundos por saltarse una puerta durante la primera ronda clasificatoria. En la repesca completó el recorrido en 93,83 segundos más dos de penalización, pero para estar en las medallas deberá bajar de los 92 segundos o incluso de los 91, como ya han hecho el alemán Hannes Aigner o el italiano Giovanni De Gennaro.

Noticias de Juegos Olímpicos 2020