Cambio de paradigma en Indian Wells

18 octubre 2021 09:54:33 CET

Lo que en Miami pareció una anécdota, con dos finalistas de fuera del Top 25, se ha repetido con mayor fuerza en el torneo californiano.

La pasada edición del Masters de Miami, disputada entre finales de marzo y principios de abril, dejó entrever la posibilidad de un cambio de tendencia en el tenis masculino, cuando Hubert Hurkacz ganó a Jannik Sinner para convertirse en el primer polaco campeón de un Masters 1000 y, además, en una final con dos tenistas ajenos al Top 25 del ranking mundial.

Los siguientes torneos de Masters 1000 recuperaron la normalidad de los últimos tiempos, con un mayor protagonismo de los grandes nombres de la 'Next Gen' (victoria de Stefanos Tsitsipas en Mónaco, de Alexander Zverev en Madrid y Cincinnati y de Daniil Medvedev en Canadá), pero Indian Wells ha vuelto a brindar importantes sorpresas.

Para empezar, Cameron Norrie se ha convertido en el primer tenista británico que gana el torneo californiano, tras los intentos fallidos de Greg Rusedski (1998), Tim Henman (2002 y 2004) y Andy Murray (2009). Además, Norrie se ha impuesto por 3-6, 6-4, 6-1 a Nikoloz Basilashvili, primer georgiano que llega a una final de Masters 1000 desde Alex Metreveli en 1968, todavía durante la era soviética.

Al igual que en Miami, la final ha contado con dos tenistas no incluidos entre los 25 primeros puestos del ranking mundial, pero Indian Wells ha ido más allá porque esa pauta se ha dado también en semifinales, con la presencia de Grigor Dimitrov y Taylor Fritz. Se trata de la primera vez en la historia de los torneos masculinos de Masters 1000 que ninguno de los cuatro semifinalistas eran miembros del Top 25.

Noticias de Tenis